Cómo mejorar el gasto energético de tu hogar

Cómo mejorar el gasto energético de tu hogar

Tras un análisis del consumo y la identificación de los principales puntos de pérdida de energía, es posible intervenir de varias maneras, desde envolturas de protección térmica hasta la sustitución de sistemas de calefacción.

Al optar por mejorar el rendimiento energético en una propiedad residencial, es mejor no tomar decisiones apresuradas. Primero, se requiere una auditoría energética: este es un análisis realizado por expertos para identificar los puntos débiles en el sistema de calefacción y en el aislamiento que ofrece la capa externa de la estructura del hogar.

 

¿Cuáles son las mejores opciones para mejorar el aislamiento? 

 

Las paredes exteriores de un edificio podrían, por ejemplo, beneficiarse de una envoltura de protección térmica, donde se aplican capas de material aislante a la fachada o se podría aplicar aislamiento dentro de la casa. Mientras que la primera operación involucra la fachada externa de un edificio residencial, la segunda puede llevarse a cabo en propiedades individuales mediante la instalación de capas aislantes en las superficies internas de los muros perimetrales. Otra opción de mejora es reemplazar las ventanas existentes con modelos más eficientes que proporcionen aislamiento a través de doble o triple acristalamiento o incluso ventanas llenas de gas inerte para reducir la transmitancia (tasa de transferencia de calor).

Desde el lado más cotidiano se pueden tomar acciones más rápidas y que de igual forma ayudan a reducir el gasto energético de un hogar. A continuación compartimos un listado de cómo hacerlo:

 
  • Usa tu sistema de calefacción conscientemente, apagándolo cuando no lo ocupes.
 
  • Trata de utilizar la mayor parte del día, luz solar.

En nuestros hogares podemos marcar una gran diferencia en cuanto al consumo energético, con acciones tan simples como las que acabamos de compartir.

MAYBE YOUR ARE LOOKING FOR...

Sugerencia