/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-product-local

Trabajadores mirando la torre - Enel X

Plantas eléctricas: el primer paso para pertenecer a la DDV

¿Qué es una planta eléctrica? Es un sistema de respaldo que, mediante sus componentes y dispositivos, permite tener continuidad del suministro de energía

Publicado el 01 Julio 2021 Tiempo de lectura 6 min

¿Qué es una planta eléctrica? Es un sistema de respaldo que, mediante sus componentes y dispositivos, permite tener continuidad del suministro de energía, garantizando que tu negocio, industria u oficina no se vea afectado por las interrupciones de energía, un insumo vital que genera un gran impacto en el desarrollo de los procesos productivos de las compañías.

 

En estos procesos, las plantas eléctricas se convierten en un componente indispensable que antes generaban costos, pero hoy son consideradas un activo que origina ingresos.

¿En qué casos se utilizan las plantas eléctricas y por qué son necesarias?

  • Es importante aclarar que las plantas son el primer requisito que una empresa necesita para ser usuario potencial del programa de Demanda Desconectable Voluntaria DDV , un programa con el que puedes participar como declarante en capacidad de reducir o generar respaldo de energía y ponerla a disposición del sistema eléctrico cuando este lo necesite.

 

A diferencia de las UPS, las plantas cuentan con autonomía para hacer respaldo de energía y pueden trabajar cierta cantidad de horas asegurando el combustible y garantizando el buen funcionamiento del servicio de energía.

Plantas eléctricas: ¿gasto o activo?

Inicialmente, muchas empresas consideran las plantas eléctricas un gasto ya que adquieren el equipo y asumen un costo por él, pero lo mantienen inactivo mientras no se presentan problemas de fallas de energía.

 

Sin embargo, pensando en el largo plazo, una planta es una inversión ya que con ella se pueden generar ingresos participando en programas como el de DDV y alcanzar un punto de equilibrio financiero, vendiéndole a un agregador de energía, como Enel X, la energía disponible que puede ofrecer la empresa a través de su planta.

 

De acuerdo al contrato que el cliente haya firmado con su agregador, puede tener ingresos que le permitan cubrir los costos de combustible cuando necesite desconectarse y amortizar el gasto que asumió al adquirir dicha planta.

Fronteras comerciales y cómo se relacionan con las plantas eléctricas

Una vez teniendo a punto la planta eléctrica, el segundo componente que una empresa debe tener en cuenta para participar en el programa de DDV es la frontera comercial, lo que significa estar catalogado como un cliente no regulado (clientes que superan un consumo de 55 mil kWh por mes) y que son representados por un comercializador.

 

Además de la frontera comercial entre el cliente y el comercializador que le vende la energía, cuando este firma un contrato con el comercializador agregador se debe registrar una frontera comercial de DDV, para ello la regulación en Colombia establece las siguientes opciones:

 

  • Frontera de DDV tipo línea base de consumo: es aquella que no requiere inversión, se utiliza la misma frontera del cliente y solamente se analizan sus consumos históricos, los cuales deben ser constantes y frecuentes para que no supere el error permitido en la regulación que es del 5%.
  • Frontera de DDV tipo medición directa en planta: en este tipo se debe instalar un sistema de medida a la salida de la planta de emergencia; el agregador de energía, Enel X, hará las adecuaciones necesarias previa aprobación del usuario para que se asocie a su frontera comercial.
  • Frontera de DDV tipo medición directa independiente: es aquella en la que se debe instalar un sistema de medida en los procesos productivos para que el cliente pueda modificar sus horarios de desconexión o de producción y hacer esa energía desconectable.

Compromiso de disminución de su consumo o desconexión cuando el sistema de energía lo requiera

El tercer requisito que necesita una empresa para participar en el DDV es tener la capacidad de disminuir su consumo cuando se necesite; para esto debe someterse a una prueba de disponibilidad de desconexión que lo garantice.

 

La prueba consiste en que el usuario debe desconectarse durante 4 horas seguidas del mismo día, bien sea generando esas 4 horas con la planta o desconectando algunos de sus procesos.

 

El comercializador realizará la verificación de esta desconexión, si el ASIC confirma que la desconexión fue satisfactoria, el cliente iniciará su participación en el programa de DDV.

Vista de una ciudad con los servicios de ENEL X

Somos un socio energético

Enel X Líder en energía como servicio

Preguntas para posibles participantes en el DDV

  • ¿Hay riesgos por no estar en el programa? Ninguno. Participar y recibir ingresos por su disponibilidad es una decisión del cliente.
  • ¿Es un compromiso irrevocable? Al decidir hacer parte del programa, el cliente adquiere un compromiso (desconectarse) con el que debe cumplir en caso de que haya escasez en el mercado de energía.
  • ¿Debo firmar un contrato? Sí.
  • ¿Es beneficioso participar en este programa? ¡Claro! Al hacer parte del programa de DDV estás participando en la confiabilidad del sistema eléctrico de Colombia, permitiendo que nuestro servicio tenga continuidad y valor.
  • En tiempos de pandemia, ¿es bueno participar? Por supuesto. Pertenecer al programa de DDV es una oportunidad de recibir ingresos aun cuando los ingresos constantes del negocio hayan mermado por las crisis.
  • ¿Qué empresas pueden participar del programa de DDV? Cualquier empresa que obedezca con los requisitos que te contamos anteriormente.
  • ¿Y si la empresa ya cuenta con su propia planta eléctrica? En Enel X podemos brindarle el servicio de instalación y operación en caso de que quiera participar en el programa DDV, ayudándole a obtener ingresos.
    Así que si cumples con estas condiciones, escríbenos para evaluar tu caso y comenzar la afiliación.