/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-product-local

Trabajadores en cuarto de medidores - Enel X

Mitos y verdades sobre los medidores eléctricos

Es importante conocer estos mitos y verdades respecto a tus instalaciones eléctricas, para identificar información errada, prevenir accidentes o situaciones ile

16 de Diciembre 2020 Tiempo de lectura 6 min

Es importante conocer estos mitos y verdades respecto a tus instalaciones eléctricas, específicamente de los equipos de medida, para identificar información errada, prevenir accidentes o situaciones ilegales.

 

Para comenzar, el medidor de energía es un conjunto de elementos electromecánicos o electrónicos que se utilizan para medir el consumo preciso de energía activa y/o reactiva en el predio. La energía activa se mide en kilovatios hora (kWh).

 

Y aunque todo lo relacionado con su funcionamiento y mantenimiento debe ser tratado y solucionado por expertos, siempre es bueno reevaluar los mitos que te pueden decir tus conocidos:

 

  • Mito: los medidores electrónicos marcan más.

     

Realidad: los medidores electrónicos tienen mayor precisión, es decir registran los                 consumos pequeños utilizados en los predios como, por ejemplo, cargadores de                   celulares.

 

Del mismo modo, los medidores electromecánicos son calibrados por un laboratorio acreditado por la ONAC, donde se garantiza el registro correcto de acuerdo con su clase de precisión.

 

  • Mito: Puedo volver a los medidores mecánicos de disco.

     

Realidad: no es posible reinstalar estos medidores debido a su antigüedad y                         obsolescencia, hacerlo generaría pérdida de su precisión para la facturación del                     consumo. Además, son equipos que se están descontinuando por el avance tecnológico       y bajo costo de los medidores electrónicos. La medición inteligente se realiza con                 medidores electrónicos.

 

  • Mito: los aforos de energía son para cobrarle más a los clientes.

     

Realidad:  falso. El aforo se realiza para validar que la instalación eléctrica del predio y el       sistema de medida estén de acuerdo a la carga que el cliente requiere en su predio.

 

Esto se realiza con el fin de prever y evitar sobrecargas en las instalaciones y equipos de medida. Es conveniente aclarar que la facturación del consumo de energía se realiza con base en los consumos registrados por el medidor instalado en el predio.

 

  • Mito: La intervención de la acometida o instalar un interruptor para activarlo a ciertas horas, se hace para ahorrar energía.

   

 Realidad: Esta conducta puede tipificarse como defraudación de fluidos y  es un delito        (Artículo 256 del Código Penal Colombiano). Se debe tener en cuenta que no se debe          instalar ningún dispositivo entre el punto de conexión a la red y el medidor (acometida),        ni permitir por ningún motivo la manipulación de las instalaciones y la medida por                  personal ajeno a la compañía.

 

Existen personas dedicadas a engañar a los clientes ofreciéndoles un servicio de eficiencia energética y lo que hacen es manipular la medida generando riesgo eléctrico y penal.

 

  • Mito: Instalar un imán hace que el medidor registre correctamente y haya un ahorro de energía

      

Realidad: Esto es una acción ilegal. La instalación de elementos adicionales al medidor        no está autorizada y generan daños que pueden ocasionar mayor o menor registro del          consumo de energía pero no es eficiencia energética.

 

Esto se considera delito de acuerdo con el Código Penal (Artículo 256 del Código Penal Colombiano, “conducta ilícita de defraudación de fluidos”) y comprende pena de prisión entre 16 a 72 meses más una multa entre 1.33 a 150 salarios mínimos legales mensuales vigentes, además de la condena en perjuicios a favor de las empresas distribuidoras.

 

  • Mito: La empresa de energía de Bogotá hace inspecciones de cambio de medidor para subir el consumo.

   

 Realidad: los cambios de medidores se realizan porque el equipo instalado se encuentra       en falla, no registra el consumo de energía correctamente o existe alguna condición de         riesgo eléctrico. 

 

  • Mito: el medidor eléctrico es del cliente y se le debe entregar.

      

Realidad: el medidor es de quien pagó por él, actualmente del cliente.  Cuando se                cambia es enviado al organismo de inspección (laboratorio acreditado) para evaluar su          estado. Luego de cumplir el procedimiento establecido, se le puede hacer la entrega al        cliente.

 

  • Mito: los medidores trifásicos marcan menos que los medidores monofásicos.

      

Realidad: ningún medidor registra más energía que la consumida, por eso son                      calibrados en un laboratorio acreditado para asegurar el correcto registro de la energía.

 

  • Mito: si comparto energía eléctrica pero está siendo registrada por el medidor, no estoy infringiendo la ley.

     

Realidad: hacer esto está prohibido ya que puede generar sobrecargas a la instalación,         cortocircuitos, incendios y daños a las personas y sus bienes.

 

Además, esto genera suspensión del servicio para el cliente que suministra energía sin autorización. El servicio se puede utilizar únicamente en el inmueble para el que se contrató de acuerdo al numeral 9.3 del Contrato de Servicio Público.

 

  • Mito: La normalización y cambio del contador de energía debe ser asumidos por la empresa.

   

  Realidad: según lo establecido en el Contrato de Servicio Público, numerales 9.7, 9.10,        12.1, 12.3, 12.1., dado que las instalaciones eléctricas del predio y el medidor son                propiedad del cliente, este deberá garantizar el mantenimiento y uso adecuado de las          mismas con el fin de prevenir daños que puedan ocasionar deficiencias o interrupciones        en el servicio.

 

Resueltos estos mitos, asegúrate de que la renovación y mantenimiento esté a cargo de expertos, pregúntale a un técnico certificado de Enel, porque ¡conocidos hay muchos, expertos pocos!

Vista de una ciudad con los servicios de ENEL X

Somos un socio energético

Enel X Líder en energía como servicio