/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

Con Enel convertimos a la movilidad eléctrica en una realidad

Una oferta completa y articulada para la movilidad eléctrica, desde el "enchufe" para instalar en el garaje de casa hasta las "Pole Stations" y "Fast Stations" en la carretera y los puntos de recarga rápida "Fast Charge".

 

"Yo creo en el caballo. El automóvil es más que un fenómeno pasajero". Así sentenció Guillermo II de Prusia y Alemania en 1912. Una declaración que hoy nos hace sonreír, y sin embargo nos parece de gran actualidad: innovación, digitalización y transición energética hacia modelos con mayor sostenibilidad están cambiando rápidamente los paradigmas de la movilidad. El presente y el futuro del automóvil y de los transportes están cada vez más vinculados a la electricidad.

 

Del auto eléctrico a la e-Mobility Revolution

Para Enel, las raíces de la intuición de las potencialidades del auto eléctrico estriban en nuestra apertura a la innovación ya la colaboración con socios industriales y startups innovadoras y orientadas al futuro.

 

 

"El automóvil y la e-movilidad son el ejemplo de cómo la energía eléctrica entrará aún más en la vida de las personas y las empresas", Francesco Starace, Consejero Delegado de Enel.

 

A la electricidad entendida como factor primordial de la movilidad del próximo futuro está dedicado el compromiso con la movilidad eléctrica de Enel. Su objetivo es "poner en circulación" la movilidad eléctrica, con servicios y ofertas llave en mano, ajustados a las exigencias de clientes minoristas, para las empresas y para desarrollar redes de carga pública.

 

Todo un universo por descubrir a través de la web e-smartlife, para comprender cómo elegir hoy un auto eléctrico ya no es una decisión original y complicada sino fácil, conveniente, con cada vez menos límites de distancia en carreteras urbanas e interurbanas y, lo que es más importante, sostenible. “En veinte años la mitad de los vehículos vendidos en el mundo serán eléctricos”, Francesco Venturini, presidente y consejero delegado de Enel X.

 

Las ventajas de la movilidad eléctrica son muchas: reducción de los gases de efecto invernadero y eliminación de la contaminación acústica, mayor eficiencia, reutilización de componentes. Pronto los vehículos eléctricos serán también más convenientes, gracias a la reducción del coste de las baterías y al gran aumento de los modelos ofrecidos por las casas automovilísticas. Sin embargo, hace falta dar un paso más.

 

Redes de carga, el cambio de la e-movilidad

La clave para desarrollar la movilidad eléctrica en todas sus potencialidades es la creación de una red capilar de estaciones de carga. Ésta es también una de las misiones estratégicas de los diferentes países en que ya actuamos.

 

En Italia, nuestro cuartel general, estamos llevando a cabo un Plan nacional que plantea una inversión de entre 100 y 300 millones de euros para poner en marcha 14 mil estaciones de carga en 2022. Las estaciones de carga que se instalarán tendrán que cumplir con diferentes exigencias: en las autopistas se instalarán puntos de recarga rápida y de alta potencia que realizarán recargar en 10-20 minutos. En las zonas urbanas está prevista la difusión de las llamadas "quick station" (puntos de carga semi-rápida) cuyo tiempo de carga es más lento y que son ideales para oficinas y aparcamientos, donde un vehículo eléctrico puede estacionarse durante más tiempo.

 

Este Piano complementa la fase de implementación de EVA +, el proyecto europeo financiado por la Comisión Europea y coordinado por Enel en colaboración con la eléctrica austriaca Verbund y las casas automovilísticas Nissan, Renault, BMW y Volkswagen.

 

EVA + plantea instalar estaciones de carga a lo largo de las autopistas que recorren Italia y Austria. De acuerdo con el programa de trabajo, en el mes de septiembre nuestra empresa instaló las 30 primeras estaciones de carga rápida que hoy permiten ir de Roma a Milán en auto eléctrico.

 

Gracias a este proyecto se ejecutará en Italia la primera red de estación de carga rápida para vehículos eléctricos, sentando las bases para los planes de desarrollo de la movilidad eléctrica a gran escala en el país y para la conexión con las redes de recarga que se están creando un cabo en el resto de Europa.

 

"La movilidad eléctrica es una de las mayores transformaciones en curso, impulsada por el desarrollo tecnológico. En este contexto, Italia, que es uno de los pocos países del mundo que han digitalizado completamente la red de distribución eléctrica, cuenta con grandes potencialidades", Francesco Venturini, Director de Enel X.

En esta etapa, el modelo que Enel plantea es del tipo "multi-vendedor" abierto, lo que permite que todos los proveedores de energía interesados ​​puedan vender servicios de recarga al cliente y que este pague la recarga efectiva de manera flexible, aa a través de una aplicación, con tarjeta o en metálico.

 

El auto eléctrico al servicio de la red

El crecimiento de la movilidad eléctrica está modificando también el papel de los usuarios, al convertirlos, en cierto sentido, en proveedores.

 

Como ocurrió con las energías renovables, la difusión de las instalaciones de autoproducción ha cambiado la configuración del mercado, creando la figura de los "prosumidores", esto es, consumidores y productores de electricidad: la energía producida y no consumida confluye en la red de suministro a cambio de una rebaja en la factura eléctrica.

 

Asimismo, los autos eléctricos, que permanecen aparcados durante una gran parte de su vida útil, pueden ser utilizados como "baterías con ruedas". Y ¿por qué no utilizarlos para equilibrar y estabilizar la red de suministro, devolviendo a la red la energía acumulada en la batería cuando el auto está estacionado? Para aprovechar esta posibilidad, Enel desarrolló, en colaboración con un startup estadounidense y una empresa automovilística de importancia mundial como Nissan, la tecnología Vehicle-to-Grid (V2G): un sistema de recarga bidireccional que, además de cargar el auto eléctrico puede pasar la energía de la batería a la red, con la posibilidad de realizar un mecanismo de remuneración para los propietarios de los autos cuando estos se conectan a la red y liberan energía.

 

De la idea, pasamos rápidamente a la experimentación en España, Dinamarca, Alemania y Reino Unido y en 2016 lanzamos nuestro primer Hub comercial V2G en Copenhague.

 

En Italia, el primer punto de carga V2G se instaló en la sede del Instituto Italiano de Tecnología, en espera de obtener el visto bueno para experimentar esta tecnología también en nuestro país.

 

Movilidad eléctrica y cambio climático

Favorecer la movilidad eléctrica representa para Enel una estrategia comercial para contribuir de forma concreta al logro de uno de los 17 Goals de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, concretamente el que se refiere a la lucha contra el cambio climático y la implementación del acuerdo de París (ODS # 13).

 

Los combustibles fósiles utilizados en los transportes son responsables del 23% de las emisiones de CO2 a nivel global (Fuente IEA). Porcentajes que sufren a la hora de analizar países y regiones con alto grado de urbanización e industrialización: en la UE de 27 Estados, la tasa de contaminación debida al transporte alcanza el 30%, mientras que en Estados Unidos sobrepasa el 34%.

 

De acuerdo con el estudio reciente "Aceleración de la electromovilidad europea", realizado por la agencia europea de investigación Transporte y medio ambiente, para conseguir la reducción de emisiones antes de 2050 y lograr los objetivos del acuerdo de París, habría que electrificar el 80% del parque automovilístico actual. Lo que quiere decir que antes de 2030 el 50% de los vehículos que circulan en Europa tendrían que ser eléctricos. "Por tanto - destaca Alberto Piglia, Jefe de e-Mobility de Enel X - hace falta comprender cómo conseguir este objetivo. Y nuestra empresa está trabajando en ello".

 

"Tenemos un objetivo claro y el progreso tecnológico nos ha facilitado unas herramientas fenomenales para conseguirlo. Ha llegado ya el momento de plantear soluciones y políticas concretas para llegar a la revolución verde de los transportes", Alberto Piglia, Jefe de e-Mobility de Enel X.

 

Las soluciones que estamos planteando para nuestros clientes apuestan por facilitar y maximizar el acceso a la movilidad eléctrica, no solamente en Italia y Europa sino en todos los países en que estamos presentes con nuestros proyectos, especialmente América Latina, donde podemos contar con una penetración fuerte de nuestro grupo. Un recorrido que queremos ampliar lo más posible para electrificar nuestras mejores prácticas y cambiar nuestra propia forma de considerar la movilidad.