Guías para recargar vehículos eléctricos

Los autos eléctricos podrán ser recargados en el hogar, en un lugar de aparcamiento corporativo o en las futuras estaciones de carga públicas.

Preguntas y respuestas

Para cargar tu auto en estaciones de carga públicas necesitarás:

Un cable cargador

Un punto de carga (estación de carga pública)

Un dispositivo de pago (la carga se puede pagar con tarjeta o con una aplicación, dependiendo del servicio de cobro del proveedor)

Para cargar tu auto en una estación de carga en el hogar necesitarás:

Un cable cargador

Un punto de carga (estación de carga privada)

Una tarjeta para activar la carga (dependiendo de que la estación de carga haya sido comprada o alquilada).

No, no será necesario vaciar completamente la batería y después cargarla completamente. Las baterías modernas de litio que se usan en vehículos se benefician más de sesiones cortas de carga parcial.

La mayoría de los autos eléctricos permiten realizar cargas parciales cortas si la batería del vehículo no está completamente descargada. El tiempo de carga en estos casos puede ser aún más corto.

Los servicios de carga en espacios públicos serán ofrecidos por varios operadores (Proveedores de Servicios de Movilidad). Cada operador permitirá a los clientes ver la infraestructura de su red en su sitio web o en su aplicación. Normalmente, también será posible comprobar el estado de las columnas, si están ocupadas, reservadas, disponibles o en mantenimiento. 

El tiempo de carga dependerá de la potencia de carga (potencia en kW de la toma de corriente de carga de la estación), la máxima potencia aceptada por el cargador a bordo del vehículo, el tipo de cable que se use y, por supuesto, de la capacidad del sistema de almacenamiento a bordo y del nivel de carga.

Normalmente, un auto medio con una batería de 25 kWh necesita:

8 horas de carga en el hogar (con una potencia media de 3kW)

2 horas de carga en estaciones de carga más rápidas (con potencia de entre 7,4 y 22 kW)

30 minutos de carga en estaciones aún más rápidas (con potencia de entre 43 y 50 kW)

Una estación dedicada a la carga garantizará la máxima seguridad y, en comparación a un simple enchufe, ofrecerá a los clientes funciones extra como:

El seguimiento del consumo y el coste de la carga.

La posibilidad de ajustar la potencia de carga usada (por ejemplo, reduciendo la potencia para asegurar que otros dispositivos del hogar puedan ser utilizados a la vez).

La posibilidad de programar la carga remotamente, basándose en el coste por hora de la electricidad u otras necesidades, cuando el sistema regulatorio lo permita.

La información del estado de carga en tiempo real.

La optimización de la carga coordinada con la electricidad generada por la propia planta fotovoltaica del usuario en el hogar.
 

No será necesario un nuevo medidor al conectarse al servicio de electricidad del hogar.

Donde el suministro de energía al medidor sea limitado (por ejemplo, hasta 3kW), podrán utilizarse estaciones de carga inteligentes para limitar la corriente, o podrás cargar durante la noche, cuando otros dispositivos de uso intensivo de energía no están funcionando. Si tienes necesidades diferentes, tendrás que pedir un aumento de potencia en el medidor.

Introducción a la movilidad eléctrica

Lea nuestra guía de introducción a la movilidad eléctrica

Guías Electric Mobility

Guías para vehículos eléctricos

Este sitio utiliza cookies de creación de perfiles. Si continúa navegando, acepta el uso de estas cookies. Para obtener más información, consulte nuestra Política de cookies.

acepto

MAYBE YOUR ARE LOOKING FOR...

Sugerencia