/apps/enel-x-digital-ecosystem/templates/page-content

4 puntos clave para lograr la carbono neutralidad

Aunque no lo crean, el año recién pasado (2020) fue el más caluroso jamás registrado, según la NASA.

Aunque no lo crean, el año recién pasado (2020) fue el más caluroso jamás registrado, según la NASA. Cada vez más sentimos los impactos de la crisis climática, desde incendios forestales sin precedentes hasta huracanes catastróficos.

Para evitar impactos climáticos aún peores, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) estableció que debemos estabilizar la temperatura global por debajo de 2°C y prosiguiendo los esfuerzos para limitarlo 1.5°C, lo cual requiere que las emisiones de CO2 se reduzcan a cero. Esto significa que la cantidad de CO2 que ingresa a la atmósfera debe ser igual a la cantidad eliminada, el logro de este equilibrio se denomina "carbono neutralidad".

Aquí compartimos cuatro puntos clave para asegurar que alcanzar la neutralidad de carbono se base en un trabajo sólido:

1. Iniciativas públicas, privadas y locales. Los países, ciudades y empresas se encuentran entre los muchos actores diferentes que han hecho anuncios para alcanzar cero emisiones netas de CO2 para 2050. Es importante seguir promoviendo que todos los actores adopten la senda de la neutralidad carbono.

 

2. Es clave tener en cuenta el espectro completo de las emisiones directas e indirectas. Las empresas suelen centrarse en las emisiones directas de sus productos pero no integran las emisiones relacionadas con el ciclo de vida. En la jerga de la huella de carbono, hablamos de Scopes 1 y 2, que son las emisiones directas y se refieren principalmente al consumo de electricidad durante la producción, versus, las emisiones Scope 3, que son emisiones indirectas. Estas últimas suelen ser un porcentaje importante de la huella de carbono de una empresa, ignorarlas equivale a excluir una parte significativa de las emisiones de GEI.

3. Escoger mediciones que representen la cadena de valor.

4. Equivalencias de GEI. Cuidado con el metano. Las emisiones de GEI incluyen varios gases de efecto invernadero, no solo CO2. Los escenarios del IPCC que buscan limitar un aumento de temperatura a 1,5°C a largo plazo se basan en una reducción neta de las emisiones de CO2 a cero en 2050 y una reducción profunda de las emisiones de metano y carbono negro (35% o más de ambos para 2050 en relación con 2010).

 

La neutralidad de carbono a 2030 es un hito complicado, pero no imposible, pero requiere una reducción efectiva de las emisiones de GEI.

¡Juntos lo podemos lograr!